¿Qué es la caries?

La caries es una afección causada por algunos microorganismos de la cavidad oral. Se trata de un proceso evolutivo que se inicia con la formación de placa, seguida de una producción de ácido debida a la fermentación bacteriana de los hidratos de carbono procedentes del interior de la placa. Finalmente, se produce desmineralización en el esmalte dental debido al ataque ácido, dando lugar a la destrucción del diente.

El aporte de calcio y fósforo en edades tempranas es muy importante para la adecuada formación del diente, ya que determinadas deficiencias en estos minerales en periodos críticos del desarrollo del diente están relacionadas con una mayor predisposición a sufrir caries dental.

¿Cómo podemos prevenir la caries?

Para la prevención de la caries debemos cepillarnos bien los dientes durante 2 o 3 minutos, como mínimo dos veces al día, preferiblemente después de cada comida y antes de acostarse. Para los más pequeños se recomienda la utilización de un cepillo dental suave, junto a una técnica correcta de cepillado.

Especialmente en niños, es importante el aporte de calcio y fósforo para la adecuada formación del diente.

  • El monofluorofosfato sódico, al aporta fluor, reduce la formación de los ácidos cariogénicos y la solubilidad del esmalte frente al ataque ácido, aportando adicionalmente un efecto remineralizante del diente.
  • El Glicerofosfato cálcico al asociarse con el Monofluorofosfato sódico favorece la remineralización del esmalte dental, gracias a su contenido en calcio y fósforo, reforzando así su estructura y protegiendo los dientes contra la caries dental.

 

Caries - Clínica dental Ventosa & Sánchez

En adultos y niños de más de 5 años, después de cepillarse los dientes, preferentemente antes de acostarse, se debe hacer un enjuague bucal durante 1 minuto con 10 o 15 ml sin diluir. Seguidamente no se debe beber, comer o lavarse la boca hasta transcurridos un mínimo de 15 minutos.

La Caries

Pedir Cita