Tratamientos Clínica Dental Ventosa

Nuestra clínica dental está incluida dentro del Plan Andaluz Dental Infantil (PADI), perteneciente a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía.

Con el PADI, se pretende que los niños de Andalucía comprendidos entre los 6 y 15 años, presenten una muy buena salud buco-dental, reduciendo el índice de caries dental a niveles mínimos, aplicando una prevención de la salud oral, y tratamiento de las piezas afectadas, para evitar la aparición de caries y otras patologías dentales.

Requisitos y procedimiento:

  • Estar dentro de los límites de edad.
  • Estar en posesión del talón (TADA) que les habrá enviado la Consejería de Salud (Junta de Andalucía), si no fuese así, solicite el TADA, en el ambulatorio.
  • Tiene que entregar el TADA (con el nombre del niño/a y previa identificación) en esta consulta o la tarjeta sanitaria del niño, lo que le dará el derecho a ser atendido en esta clínica dental durante el año al que corresponda y en las condiciones recogidas en el PADI.
  • De esta forma, si usted desea, que su hijo/a sea atendido en nuestra Clínica Dental, nos puede llamar para concertar una primera cita, y a partir de aquí iniciaremos una colaboración, cuyo fin será mantener una muy buena higiene buco-dental en su hijo/a, evitando, la aparición de caries, mediante distintas medidas preventivas que les realizaremos y aconsejaremos, y aquellas piezas dentales en las que la caries esté presente les realizaremos el tratamiento oportuno en cada caso.
 

Acceso a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía

Quiero saber más ...

¿Le llamamos?

Odontopediatría

Con nuestros tratamientos de Odontopediatria cuidamos la salud bucodental de todos los miembros de la familia, incluidos los más pequeños de la casa. En nuestra clínica tratamos a bebés desde los 6 meses, que pueden presentar caries temprana asociada generalmente a formas incorrectas de alimentación o a una limpieza deficiente.

Es importante que los niños mantengan los dientes de leche y cuiden estas piezas, aunque van a ser repuestas, para que se conviertan en adultos con bocas sanas.

La primera visita al dentista debe hacerse cuando el menor haya completado las 20 piezas temporales, en torno a los 3 años de edad. En ella, examinamos sus dientes, encías y mandíbula para comprobar si existe algún problema e informamos a sus padres sobre dietas, higiene y el manejo de ciertos hábitos, como el chupete.

Los tratamientos más frecuentes en los niños son la detección y supresión de caries, que provocan dolor, infecciones y un riesgo mayor de presentar caries en la dentición permanente; y la reparación de traumatismos dentales, bien protegiendo la pulpa o el nervio del diente para eliminar el dolor, o bien reconstruyendo o reimplantado la pieza.

Por otro lado, antes de los cinco años ya podemos diagnosticar la mayor parte de los problemas de crecimiento de los maxilares y realizar un tratamiento temprano con ortodoncia removible. De esta forma, aumentamos la probabilidad de una corrección completa y reducimos el tiempo del posterior tratamiento con ortodoncia fija.