Periodontitis o Piorrea

La periodontitis es una enfermedad que se inicia con la gingivitis, a la que sigue la pérdida de inserción colágena, recesión gingival e incluso la pérdida del hueso. Si no se trata debidamente puede conducir a la pérdida de piezas dentales.

Causas de la Periodontitis

  • No acudir al dentista

Ir al dentista al menos una vez al año puede prevenir éste tipo de enfermedades, ya que no sólo basta con la limpieza que nosotros nos hacemos en casa, sino que hay que realizar una limpieza profesional periódicamente.

  • Mala higiene dental

No lavar los dientes correctamente y no usar hilo con frecuencia puede llevar a acumular sarro en las encías, lo que puede derivar en principio en una gingivitis que en el caso de agravarse puede ocasionar el debilitamiento del hueso y la pérdida de dientes.

  • Malos hábitos

Fumar, el consumo excesivo de alcohol, una mala alimentación y el sobrepeso, pueden acelerar la afección de padecer enfermedades de este tipo.

  • Padecimiento de ciertas enfermedades

– Diabetes, las personas con esta enfermedad tienen más riesgo de desarrollar infecciones.

– Osteoporosis

– En general, enfermedades que debiliten nuestro sistema inmunológico.

  • Otras Causas que pueden producir Periodontitis

– Genética

– Estrés

– Trabajos dentales profesionales mal realizados.

– Consumo de ciertos medicamentos que pueden inflamar las encías.

 

Periodontitis-Clínica-Ventosa-Córdoba

Prevención de la Periodontitis

  • Un buen hábito de cepillado dental al menos tres veces al día, y una vez al día el hilo dental para eliminar los restos de las comidas entre los dientes, donde el cepillado no es suficiente.
  • Acudir al dentista al menos una vez al año.

 

Síntomas de la Periodontitis

  • Encías rojas o inflamadas
  • Molestia
  • Aflojamiento de uno o más dientes.
  • Sangrado frecuente durante el cepillado
  • Espacio entre los dientes
  • Sensibilidad al frío: por la retracción gingival
  • Mal aliento
  • Aumento de sensibilidad en las encías.

Tratamiento

Fase 1. Gingivitis
En la primera fase de la infección, puede ser suficiente con una limpieza profunda consistente en un raspado del cliente insistiendo en las bolsas bajo las encías, dónde se deposita más placa bacteriana.

Fase 2. Periodontitis
En la segunda fase de la infección, si se tarda demasiado en acudir al dentista y la infección es más severa, puede que sea necesario un tratamiento quirúrgico para poder frenar la infección.